Mí filosofía

Nuestra vision del perro de compañìa

Antes de educar a nuestro perro es primordial saber qué es un Perro, conocer las características de su raza y, sobre todo, conocerle porque cada perro es un ser único.

Educar (y querer) a nuestro perro es dar respuesta a las necesidades esenciales para su equilibrio: largos paseos en plena naturaleza (sin correa) y reuniones con sus congéneres.

Educar a nuestro perro no significa imponerle restricciones que son fruto de nuestra ignorancia, nuestro miedo y nuestra pereza.

Durante nuestras sesiones os enseñaré cómo guiar a vuestro perro para que sea capaz de vivir feliz como un miembro más de vuestra familia.